Rentabilidad y riesgo al invertir en Bolsa

Como es lógico a mayor riesgo, mayor rentabilidad. Tenemos tres niveles de aversión al riesgo: conservador, moderado y agresivo. Cada uno se ciñe a la personalidad y circunstancias personales de cada inversor. Por ejemplo, no es lo mismo una persona de 35 años con unos ahorros que tiene visión de largo plazo que un inversor de 60 años que quiere una buena rentabilidad pero sin sobresaltos sobre ese capital que ha ido acumulando con el tiempo.

Los niveles de riesgo son plenamente discrecionales, de forma que si un inversor considera que el máximo riesgo que quiere asumir es del 2%, se puede ajustar para que así sea sin mayores complicaciones, aunque esto tendrá un impacto evidente en su rentabilidad.

Para todos aquellos que sean nuevos inversores, les recomendaría comenzar por un sistema conservador-moderado, para ver la evolución de su inversión y tomar confianza en la estrategia, para poco a poco tomar posiciones quizás más agresivas.

El timing o momento de invertir es también fundamental y aquí el componente humano, lejos de ser una desventaja, supone la diferencia y la visión que ninguna máquina tiene a pesar de tener todas las estadísticas y matemáticas del mundo detrás. Si, por ejemplo, atravesamos una etapa lateral, sin clara tendencia, es muy importante reducir posiciones ya que el sistema normalmente se resiente en estas circunstancias. De igual forma, cuando aparece el rally no nos vamos a quedar con los brazos cruzados y con un alto porcentaje de nuestro capital sin hacer nada.

invertir en la bolsa de valores

Diferencias entre índices bursátiles europeos

El CAC 40  es el índice formado por la media ponderada de los 40 valores más significativos de entre las 100 mayores empresas negociadas en la Bolsa de Paris. Cada componente no puede pasar del 15% del total.  Es un índice orientado al valor, con un 69% de representación en esta categoría de inversión,  estando por el contrario a solo un 6.5% en crecimiento. El sector financiero es el que más pesa, un 18%, seguido del industrial 13.5% , consumo 13% y energía 12.6%. Por lo tanto es un índice muy diversificado, mucho más que el IBEX.

El IBEX 35 es un índice ponderado por capitalización de mercado compuesto por los 35 valores más importantes que cotizan en la bolsa de Madrid. El índice tiene un 57% de su peso con orientación a la inversión valor y un 11% en el estilo crecimiento. El financiero es el sector con más peso y representa  el 38,4% del índice, seguido por el de las telecomunicaciones (22,5%), el sector servicios (13,7%) y el industrial (8.5%). Telefónica, Santander y BBVA representan el 54,1% del índice.

El índice DAX está compuesto por las 30 mayores empresas cotizadas de la bolsa de Frankfurt. La ponderación máxima de cada componente está limitada al 10% del valor del índice. El Dax, a diferencia de otros índices, está calculado en base al retorno total, es decir los dividendos son constantemente reinvertidos dentro del índice. Así mismo, el índice tiene un sesgo hacia el estilo valor, con un 51% de la ponderación en esa categoría y sólo un 32% en el estilo crecimiento. El sector de los materiales industriales es el sector con más peso, con un 22,4% del valor del índice, seguido por el financiero (19,5%), los servicios (13,2%), y los bienes de consumo (13,1%). Siemens es el mayor componente del DAX con un 10%.

Si la estrategia que seguimos es de medio-largo plazo, una estrategia interesante sería utilizar los ETF que repliquen a los índices. Nos envitaremos quemar adrenalina y estar permanentemente en tensión con nuestras inversiones. Por lo tanto dejaremos a los brokers que se dejen los ojos en la pantalla del ordenador mientras nosotros vemos como nuestra inversión crece de manera firme y solida, aunque sin hacernos ricos en un año, desde luego.

Este sistema se basa en numerosos indicadores técnicos y de mercado, en su mayoría  de tendencia, tales como medias móviles, ruptura de soportes y resistencias, etc, así como muchos otros (RSI, MACD, Bollinger, retrocesos de Fibonacci, etc) que combinados de forma precisa nos muestran señales ineludibles de compra y venta que generan los resultados de rentabilidad esperados.

En general es un sistema que opera muy poco y que tiene en cuenta la volatilidad del mercado para fijar los stops de protección dinámicos, con la holgura suficiente en función de la situación del mercado y deja correr los beneficios cuando se marca tendencia.

5 (100%) 3 vote[s]

Es necesario tener una estrategia de inversión

Resulta absolutamente imprescindible tener un sistema de inversión cuando vamos a invertir en bolsa. Sin sistema estamos abocados al fracaso en el medio plazo.

La principal razón del abandono con pérdidas de la inversión en bolsa radica en que mucha gente invierte por motivos tan dispares como escuchar consejos de gente no autorizada, lecturas de prensa, asesores que quieren colocar su producto, rumores, intuición, etc. Así la cosa no funciona. Esos caminos solo traen la ruina y el consiguiente miedo a muchos inversores que les conduce a la idea de una renta fija, pero segura, por ejemplo.

Un sistema o estrategia de inversión nos permite invertir de forma tranquila, sin miedo, frente a la incertidumbre que siempre nos rodea al observar los mercados. Una vez nos iniciemos en este camino, no nos conformaremos con mínimas rentabilidades por muy seguras que puedan ser.

El peor enemigo a la hora de invertir en bolsa no es otro que uno mismo. Las emociones nos conducirán del pánico a la euforia sin solución de continuidad y nos llevaran a ventas o compras en los peores momentos posibles que lógicamente solo sabremos a posteriori.

Cuando operamos con un sistema que se adapte a nuestra personalidad, invertimos de forma estable, constante, con riesgo previamente calculado y asumido, de forma que controlaremos las emociones y maximizaremos las ganancias.
simulador de trading

Esto nos podría llevar a pensar que la solución óptima serían los sistemas mecánicos, donde la maquina hace las operaciones por nosotros. Nada más lejos de la realidad: no digo que los sistemas mecánicos sean malos, simplemente digo que somos seres humanos y cuando el famoso drawdown (del ingles, máxima racha de perdidas) golpea fuerte el sistema, y créame que lo hace con virulencia, usted no va a permanecer impasible y desconectará dicho sistema automático de trading normalmente con una pérdida abultada.

Los riesgos hay que calcularlos antes de entrar y saber bien a priori que haremos y cuando, en función de la evolución de los mercados.

Todos somos diferentes y tenemos una aversión al riesgo distinta en función de nuestra condición humana, situación financiera, edad, etc. Es posible hacer un patrimonio partiendo de poco dinero, pero eso sí, con mucha disciplina y un sistema personalizado.

4 (80%) 1 vote[s]