Condiciones de ejecución de las órdenes en Bolsa

5 (100%) 6 votes

Los tres tipos de órdenes (limitadas, de mercado y por lo mejor), pueden estar sujetas a las siguientes condiciones de ejecución, aunque están pensadas más para los inversores profesionales que para los minoristas:

Volumen mínimo: en el momento de entrar al mercado se debe ejecutar una cantidad mínima especificada. Si no se ejecuta esa cantidad, el sistema la rechaza.

Todo o nada: Se ejecutan en su totalidad o se rechazan. Es un tipo especial de orden con volumen mínimo, donde el mínimo es la totalidad de las acciones.

Ejecutar o anular: Se ejecutan automáticamente para la que exista contrapartida en el momento de la introducción, y la parte no ejecutada se elimina del sistema. Estas condiciones son de ejecución instantánea, por lo que no se pueden introducir en las subastas, sino sólo en mercado abierto.

Volumen oculto: En las ordenes limitadas, de mercado y por lo mejor (tengan o no alguna de las condiciones de ejecución volumen mínimo, todo o nada, ejecutar o anular) puede añadirse esta condición. Se introducen mostrando al sistema sólo una parte del volumen a negociar. Una vez ejecutada esta parte, el resto va saliendo al mercado en paquetes de igual volumen que el primero. Esta posibilidad es especialmente interesante para las órdenes de gran tamaño, porque así no se aprecia el interés en comprar o vender una gran cantidad y se evitan movimientos adversos contra el valor.

cómo efectuar órdenes bursátiles

Transmisión y ejecución de una orden

Aunque hay diversos canales para que el inversor transmita su orden, y cada uno de ellos presenta algunas particularidades, las obligaciones del intermediario son siempre las mismas: actuar con diligencia y transparencia en interés de sus clientes. Con este fin debe disponer de los procedimientos y sistemas necesarios para obtener el mejor resultado posible en la ejecución de las órdenes.

RECUERDE: Para operar en los mercados de valores es necesario transmitir la orden a través de un intermediario financiero. El inversor no puede acudir directamente al mercado.

Canales para transmitir una orden al intermediario

Las órdenes de valores se pueden dar en persona, por teléfono o por Internet.

1. Presencial o in-situ. Es el medio tradicional. El cliente acude a la oficina de la entidad y firma un escrito en el que se especifican los términos de la orden. La entidad debe conservar este documento en su archivo de justificantes, durante un mínimo de 5 años.

2. Por teléfono: En este caso hay que diferenciar dos situaciones:

Órdenes introducidas de manera sistematizada a través de un servicio contratado por el cliente (por ejemplo, el de banca telefónica). En este caso las entidades deberán establecer los medios necesarios para identificar al ordenante (mediante la correspondiente clave o contraseña) y grabar la comunicación de la orden. Igual que en las órdenes escritas, la entidad debe conservar esta grabación en su archivo de justificantes durante un período mínimo de 5 años.

Órdenes realizadas de forma esporádica “de viva voz”, sin que exista ningún contrato que ampare la prestación de este servicio por vía telefónica. En este supuesto el cliente, después de dar sus instrucciones, debe confirmarlas por escrito. La entidad puede condicionar la ejecución de la orden a que se produzca esta confirmación.

IMPORTANTE: estas órdenes se considerarán confirmadas si transcurren 15 días sin que el cliente se muestre disconforme, desde que la entidad le comunique la liquidación de la operación.

3. Internet: La difusión generalizada de servicios en línea por parte de las entidades ofrece mayor flexibilidad a los clientes. A través de estos servicios los clientes pueden operar desde cualquier parte y a cualquier hora. Además, por lo general, los costes asociados suelen ser más bajos. Para poder dar este servicio (como para cualquier otro que presten), las entidades deben tener medios adecuados y capacidad técnica suficiente para garantizar la seguridad y confidencialidad de las transacciones. Las condiciones en que se presta el servicio deben estar recogidas en un contrato firmado por el cliente.

El inversor debe valorar el alcance del servicio que le ofrecen, es decir, conocer bien su funcionamiento: tipos de órdenes que puede dar, posibilidad de hacer modificaciones, canales para resolver incidencias, etc.

Como en el resto de canales, la entidad debe guardar la orden en un registro, en este caso informático, durante un período mínimo de 5 años.

 

transmision-y-ejecucion-de-una-orden

Antes de transmitir su orden, léala con detenimiento y asegúrese de que el contenido es correcto: precio, volumen, plazo de vigencia. Además, si hace una compra, compruebe que dispone de dinero suficiente. Para que una orden de valores se pueda tramitar y ejecutar correctamente debe ser clara y precisa, de forma que tanto el ordenante como el intermediario que la recibe comprendan con exactitud su alcance. La orden debe tener el siguiente contenido:

• Identificación del inversor.

• Identificación de la clase de valor.

• Finalidad de la orden: compra o venta.

• Precio y volumen de ejecución, en caso de que se desee establecer límites o condiciones. Si el cliente no especifica precio, se entiende que la orden es de mercado y que permanecerá vigente hasta el cierre de la sesión en curso.

• Plazo de vigencia.

• Cuentas de cargo o abono de valores.

• Cuenta de efectivo asociada.

• Cualquier otra información necesaria en función del canal empleado o de la normativa del mercado.

PASO 2. Transmisión al intermediario e introducción de la orden en el mercado

Si está satisfecho con el contenido de la orden y considera que es buen momento para realizar la operación, ya puede transmitir su orden al intermediario, a través de cualquiera de los sistemas habilitados por la entidad (en persona, por teléfono o Internet). A continuación, el intermediario debe verificar ciertos aspectos: la identidad del ordenante, si efectivamente dispone de los fondos (para realizar la compra) o de los valores (si se trata de una venta). Si el intermediario es miembro del mercado en el que se negocian los valores puede introducir él mismo la orden; en caso contrario, deberá remitirla a una entidad que sí tenga la condición de miembro.

PASO 3. Ejecución o cancelación de la orden

Que el intermediario introduzca la orden en el mercado no significa que se ejecute de inmediato. En función de las condiciones de la orden (precio, volumen, etc.) y de la situación del mercado, pueden darse distintas situaciones: • La orden se ejecuta de forma instantánea. • La orden permanece en el libro de órdenes en espera de contrapartida. • No es posible introducir la orden.

transmision-de-ordenes

Fuente: CNMV

Share Button

Compra-venta de acciones. Órdenes en Bolsa.

Rate this post

Órdenes bursátiles

Antes de llegar a este punto usted ya ha dado los pasos previos para realizar su inversión:

1. Ha elegido el producto que mejor se adapta a sus necesidades.

2. Se ha asegurado de que la entidad con la que va a operar está debidamente autorizada para prestar servicios de inversión, consultando los registros públicos de la CNMV o del Banco de España.

3. Ha abierto una cuenta de valores o ha firmado el correspondiente contrato con su entidad y ha revisado las tarifas y comisiones que se le van a aplicar por los distintos servicios de inversión (intermediación, liquidación, registro, traspaso, administración y custodia de valores, etc.).

Aunque es probable que el término “orden de valores” le sugiera de inmediato la compra o venta de acciones en bolsa, la realidad es mucho más amplia. También son órdenes de valores la aceptación de una opa, la adquisición o reembolso de participaciones de un fondo de inversión, la suscripción de cualquier otro valor que se lance al mercado o la operativa sobre otros instrumentos financieros como los futuros, opciones o CFD (contracts for difference, contratos por diferencias).

En sentido amplio, una orden es el mandato o instrucción que el inversor traslada a su intermediario, con el fin de comprar o vender instrumentos financieros: acciones, obligaciones y bonos, etc. Hay distintos tipos de órdenes, y pueden transmitirse por diferentes canales. Conocerlos bien es fundamental, ya que la correcta ejecución de una orden de valores puede llegar a condicionar la rentabilidad final de la inversión. El objetivo es ayudarle a aprender cuáles son y cómo funcionan los distintos tipos de órdenes. Con este fin, asumiremos que las acciones, bonos y demás instrumentos están negociados en los mercados secundarios oficiales, ya que esta es la operativa más habitual para la mayoría de los inversores. Recuerde, sin embargo, que existen otras opciones

1.1. Mercado bursátil: el SIBE

La mayor parte de la negociación que tiene lugar en el mercado bursátil se realiza a través de la plataforma del Sistema de Interconexión Bursátil Español (SIBE). En el SIBE no sólo se negocian acciones, sino que también dispone de segmentos especiales para valores de renta fija, warrants y otros productos. El SIBE conecta en tiempo real las cuatro bolsas españolas (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia).

Es un mercado dirigido por órdenes, y la conexión entre todas las bolsas permite que exista un único libro de órdenes para cada valor. La información sobre las negociaciones y los precios de compra y venta en cada momento se difunden automáticamente en tiempo real. Hay tres modalidades de contratación: mercado de órdenes, de bloques y de operaciones especiales. El primero acoge la contratación general de la mayor parte de los valores que cotizan en el SIBE, mientras que el mercado de bloques permite comunicar operaciones de gran volumen y en el de operaciones especiales se notifican, después del cierre del mercado de órdenes, aquellas operaciones autorizadas que cumplen determinados requisitos de precio y efectivo.

Vamos a centrarnos en el mercado de órdenes, que a su vez ofrece las siguientes posibilidades:

• Modalidad principal.

Incluye la mayoría de los valores que cotizan en el SIBE. Tiene lugar de lunes a viernes, con un periodo de “mercado abierto” desde las 9:00 hasta las 17:30. Al inicio de la sesión hay una subasta de apertura de media hora (8:30 a 9:00) y al final una subasta de cierre de cinco minutos con final aleatorio de un máximo adicional de 30 segundos (17:30 a 17:35).

• Modalidad fixing.

Reservado para valores que tienen menos liquidez, la contratación de fixing se realiza en dos periodos de subasta: desde las 8.30 a las 12.00 y desde el final de la primera hasta las 16.00. Al cierre de cada subasta se cruzan las operaciones acumuladas y se fija el nuevo precio. Aunque no se negocian en el SIBE, los valores del “corro electrónico” (en el que se han integrado los que antes se negociaban de viva voz) utilizan la plataforma SIBE para facilitar su negociación y operan igual que en la modalidad de fixing

1.2 Tipos de órdenes

El SIBE permite tres tipos de órdenes sobre acciones: limitadas, de mercado y por lo mejor

Limitadas: se establece un precio máximo para la compra y mínimo para la venta. Si es de compra sólo se ejecutaría a un precio igual o inferior al fijado, y si es de venta a un precio igual o superior. Estas órdenes se pueden introducir tanto en períodos de subasta como de mercado abierto. Una orden limitada se ejecuta, total o parcialmente, de forma inmediata si se encuentra contrapartida a ese precio o mejor. Si no hay contrapartida o la que hay no proporciona un volumen suficiente, la orden o la parte restante de la misma permanece en el libro de órdenes, a la espera de contrapartida. Esta orden es más conveniente cuando el inversor prefiere asegurar el precio y no le preocupa la rapidez de ejecución. TENGA EN CUENTA: Las órdenes limitadas pueden ejecutarse parcialmente si la contrapartida no cubre la totalidad del mandato. Asimismo, una orden limitada puede cancelarse de forma automática, si supera el límite máximo (si es una compra) o mínimo (para las ventas) del rango de fluctuación establecido para ese valor.

ordenes-limitadas-1

ordenes-limitadas-2

De mercado: No se especifica límite de precio, por lo que se negociará al mejor precio que ofrezca la parte contraria en el momento en que se introduzca la orden. Se pueden introducir tanto en períodos de subasta como de mercado abierto. El riesgo para el inversor en este tipo de órdenes es que no controla el precio de ejecución. Si no puede ejecutarse en su totalidad contra la mejor orden del lado contrario, lo que reste se seguirá ejecutando a los siguientes precios ofrecidos, en tantos tramos como sea necesario hasta que se complete.

Lo habitual es que las órdenes de mercado se ejecuten inmediatamente, aunque sea en partes. Cada ejecución parcial es una operación distinta, por lo que este tipo de orden puede aumentar de forma notable los costes para el inversor, si la comisión tiene un mí- nimo o si se carga un porcentaje que disminuye significativamente cuando aumenta el importe de la orden. Además, si los precios de las ejecuciones parciales difieren entre sí más de 0,5 euros será necesario formalizarlas mediante más de una operación de mercado, lo que a su vez podría encarecer los costes totales de la orden. Esta situación es más probable en valores poco líquidos.

Las órdenes de mercado no suelen cancelarse de forma automática. Son útiles cuando el inversor esté más interesado en realizar la operación que en tratar de obtener un precio favorable.

EJEMPLO DE ORDEN DE MERCADO (VENTA)

La Sra. Martín desea vender 450 acciones, e introduce una orden de mercado. En ese momento, el mejor precio de la parte contraria ofrece 250 acciones a 20,06. Una vez ejecutada esa parte, la orden continúa “buscando” la siguiente posición, en la que alguien desea comprar 100 a un precio de 20,05. Esta operación también se cruza, pero la vendedora aún desea deshacerse de otras 100 acciones. La siguiente posición del libro de órdenes ofrece la compra de 135 acciones a 20,03. Con la ejecución de este último bloque, la Sra. Martín ha cumplido su objetivo de venta, si bien su contraparte en la última transacción aún no ha conseguido la cantidad que deseaba (por eso permanecen en el libro de órdenes las 35 acciones que el comprador no ha conseguido adquirir).

ordenes-de-mercado-1

La ventaja en este caso es que ha conseguido que su orden se ejecute completamente. Sin embargo, si hubiera podido vender sus acciones de una sola vez al precio medio ponderado de las tres operaciones referidas, es muy probable que las comisiones hubiesen resultado menores.

Por lo mejor: Son órdenes que se introducen sin precio. La negociación se realiza al mejor precio de contrapartida en el momento en que se introducen. Se pueden introducir tanto en períodos de subasta como de mercado abierto. Si al mejor precio no hay volumen suficiente para atender la totalidad de la orden, la parte no satisfecha quedará limitada a ese precio (no podrá cruzarse a otro más desfavorable). La orden por lo mejor se utiliza cuando el inversor quiere asegurarse una ejecución inmediata, pero también desea ejercer cierto control sobre el precio. El objetivo es que la orden no “arrastre”, es decir, que no se ejecute a varios precios.

EJEMPLO DE ORDEN POR LO MEJOR (VENTA)

El Sr. García desea vender 450 acciones, e introduce una orden por lo mejor. Sin embargo, al mejor precio de mercado en ese momento (20,06) sólo puede vender 250 acciones.

ordenes-por-lo-mejor

 

 

Información proporcionada por la oficina de atención al inversor de la CNMV.

Share Button

Conocer nuestro perfil inversor

5 (100%) 4 votes

¿Qué es el perfil del inversor?

Estos son una serie de consejos de la oficina de atención al inversor de la comisión nacional del mercado de valores.

Reflexione, antes de acudir al intermediario financiero, sobre qué riesgos estaría dispuesto a asumir y qué rendimientos esperaría obtener a la hora de tomar una decisión de inversión.

De este modo, el inversor puede considerarse a sí mismo conservador, moderado o arriesgado. Por ejemplo, si no está dispuesto a perder mucho dinero y quiere correr poco riesgo, usted se considera un inversor conservador. En este caso debería estar dispuesto a aceptar un rendimiento bajo, ya que riesgo y rentabilidad suelen estar directamente relacionados: cuanto mayor sea la rentabilidad esperada, mayor será el riesgo asumido.

¿Por qué es importante conocer su perfil?

La determinación de su propio perfil como inversor constituye un buen punto de partida para la toma de decisiones de inversión, puesto que le ayudará a encontrar qué productos financieros encajan con sus necesidades y preferencias.

Al margen de lo anterior, el intermediario tiene la obligación de informarle adecuadamente sobre las características y riesgos de los productos que vaya a adquirir. Por tanto, es imprescindible que usted entienda la información que la entidad le transmite y que sea consciente del nivel de riesgo que asume en cada producto que contrata.

Asumir un riesgo inadecuado (más elevado del que se derive de sus preferencias) puede provocarle más de un disgusto.

¿Cómo determinar su perfil como inversor?

Para determinar su perfil como inversor, debe conocer las respuestas a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es mi punto de partida?

Se trata de definir su situación financiera actual: ingresos, gastos, deudas…

  • ¿Cuáles son mis metas concretas?

Es imprescindible determinar cuáles son sus objetivos financieros, de un modo realista y concreto. Por ejemplo, «alcanzar la independencia financiera» puede ser un objetivo demasiado
difuso y poco operativo. Sin embargo, «ahorrar 10.000 euros en tres años para hacer un curso en el extranjero» sí es un objetivo concreto: incluye plazo, cuantía y finalidad.

  • ¿De cuánto tiempo dispongo para alcanzar el objetivo?

Esta respuesta depende de la anterior y le ayudará a determinar el tipo de productos que pueden interesarle.

  • ¿Que nivel de riesgo estoy dispuesto a asumir en el camino?

Esta cuestión tiene un componente objetivo (su capacidad financiera, lo que puede permitirse perder) y otro subjetivo (sus conocimientos financieros, su forma de ser y cómo influye en
su tolerancia al riesgo).

  • ¿Necesito asesoramiento?

Los productos de inversión y la operativa de los mercados son cada vez más complejos y requieren atención y seguimiento constantes, por lo que podría ser conveniente recurrir a la
orientación de profesionales. En caso de que decida acudir a un profesional para que le asesore personalmente, éste se debe encargar de determinar su perfil de inversión.

inversiones rentables

¿Cómo encaja el riesgo financiero en el perfil?

Es importante que cada inversor reflexione para estar seguro de que el riesgo que está asumiendo en sus inversiones es compatible con su situación financiera y con su disposición a
aceptar pérdidas si estas se producen.

Puede ocurrir que su situación financiera no esté alineada con la tolerancia personal al riesgo; por ejemplo, si la capacidad financiera es buena pero no se desea asumir demasiadas pérdidas.

Obviamente, el inversor debe ser especialmente prudente cuando su capacidad para asumir riesgos esté fuertemente limitada por su situación financiera, aunque se considere dispuesto a tolerar elevados niveles de riesgo. No obstante, tampoco debería rechazarse un producto por el mero hecho de que implique algún riesgo, ya que tal vez sea recomendable en el marco de una cartera bien diversificada. De hecho, una cartera equilibrada normalmente incluirá productos con diferentes niveles de riesgo.

Relaciones con los intermediarios financieros

Las entidades financieras deben recomendarle productos adaptados a su perfil inversor cuando le presten el servicio de asesoramiento personalizado en materia de inversión.

La entidad debe valorar si usted tiene los conocimientos y experiencia necesarios para comprender los riesgos del producto que se le recomienda. Además, el intermediario le hará preguntas sobre su situación financiera y objetivos de inversión (horizonte temporal deseado para la inversión, sus preferencias en relación con la asunción de riesgos, su perfil de riesgos y las finalidades de la inversión).

Le será más fácil contestar a estas preguntas si ya ha hecho previamente su propia autoevaluación. No tema proporcionar esta información, ya que su entidad tratará estos datos de forma confidencial. Es necesario para que la entidad pueda conocerle mejor y recomendarle los productos más adecuados a su perfil. Así pues, no sólo es importante responder a estas cuestiones, sino que debe exigir que su intermediario se las plantee.

Asegúrese de que su intermediario financiero le tiene catalogado con el perfil adecuado. Es imprescindible que usted se sienta conforme con el perfil que le haya asignado la entidad.

perfil-del-inversor

Tenga en cuenta que…

  • Conocer el perfil inversor no es sencillo, ya que implica valorar elementos subjetivos y difíciles de cuantificar, que quizá ni usted mismo se haya planteado en profundidad (por ejemplo, ¿sabe con exactitud hasta qué punto está dispuesto a arriesgar su dinero?).
  • No existe una clasificación exacta, con perfiles absolutos, en los que un inversor encaje a la perfección.
  • El hecho de ser catalogado como inversor conservador no quiere decir que, en un momento dado, no sea conveniente para usted invertir parte de los ahorros en productos destinados a inversores más agresivos.
  • El paso del tiempo, los cambios en la situación financiera y otras circunstancias personales, incluidas las experiencias que se van acumulando hacen que el perfil inversor pueda experimentar modificaciones.
Share Button

Simuladores de Bolsa

5 (100%) 8 votes

¿Qué es un simulador de bolsa?

Cuando decidimos invertir en Bolsa es necesario tener suficientes conocimientos para entender el funcionamiento y la operativa de la Bolsa.

No es aconsejable lanzarse a la piscina arriesgando el dinero sin contar con experiencia en el mercado de valores. Para poder entrenarse en un entorno virtual sin riesgos podemos utilizarlos.
En Internet podremos encontrar muchos simuladores de bolsa gratuitos, aunque hemos de tener en cuenta que cada uno se utiliza de diferente manera y debemos elegir aquél que simule con más verosimilitud el mercado bursátil real.

Sirviéndonos de ellos podremos realizar operaciones con apariencia de ser reales, con la diferencia de que el dinero no es real. Por tanto las ganancias o pérdidas obtenidas tampoco son reales. Comprar acciones o venderlas esperando el momento adecuado, sin precipitarse.

Esto nos servirá de entrenamiento antes de planificar nuestras inversiones, sin tener que arriesgar nuestro dinero en la bolsa de valores.

Estos simuladores pueden ser utilizados en diferentes dispositivos: ordenador, tableta o teléfono móvil.

 

A través de estas aplicaciones podremos ver en tiempo real como se están comportando los mercados y la evolución de las acciones a lo largo de las sesiones bursátiles.

Los simuladores de bolsa online nos ayudarán a aprender a invertir en bolsa.

Las diferentes agencias y brokers que están detrás de éstas aplicaciones de simulación ofrecen gratuitamente fondos virtuales para operar en las plataformas de inversión en acciones.

Estas cantidades oscilan entre los 10.000 y los 100.000 euros.

Este tipo de bolsa virtual permite acceder a gráficos, tickets de operación, noticias, precios en tiempo real y otras funciones que los usuarios pueden personalizar a su gusto, adaptándolas a su propio estilo de simulación de trading.

Los usuarios se pueden familiarizar con el manejo de las diferentes órdenes existentes, no sólo las de ejecución sino también las de protección, trailing stop, stop loss, etc.

Antes de empezar a utilizar estas simulaciones bursátiles es conveniente que nos preparemos de manera adecuada realizando algún curso de análisis técnico, curso de trading, o curso para aprender cómo operar en bolsa.

cursos de bolsa y trading

Las operaciones no se limitan a las acciones, también puedes operar con CFDs, ETFs , Forex, materias primas, y otros instrumentos financieros.

Jugar a la bolsa no es ningún juego, es algo muy serio. Necesitas tener grandes dosis de disciplina y preparación mental. No debes dejarte llevar por el desánimo cuando las cosas te estén saliendo mal, ni tampoco por la euforia cuando hayas tenido un golpe de suerte en los mercados financieros.

Se recomienda practicar con los simuladores de inversión con la misma actitud que se haría con un broker real. Haciendo como si de verdad estuvieras jugándote el dinero. Así nos acostumbramos a trabajar con rigor y disciplina, con actitud inversora fundamentada en el análisis técnico riguroso y la mejor información actualizada sobre la evolución de las empresas y los mercados.

Competir con tus amigos invirtiendo en bolsa

Es una de las opciones que te permiten algunos simuladores, para que compitas en un juego de inversión con otras personas, creando tu propia cartera y viendo la evolución de ésta en la bolsa española o europea.

Tendrás que seleccionar cuidadosamente aquellos valores del IBEX 35 o el Eurostoxx 50 que pienses que se van a revalorizar más a lo largo del tiempo de duración del juego.

Bolsa de Madrid

Sin duda, una buena escuela de inversión en bolsa que nos servirá de entrenamiento antes de acometer inversiones reales con riesgos elevados.

Es importante que al operar nos sintamos cómodos, sabiendo en todo momento qué estamos haciendo y por qué lanzamos una orden u otra. Siempre hay que gestionar el riesgo con disciplina de acero, sin dejarnos llevar por las emociones.

No son herramientas únicamente para novatos, también pueden resultarnos muy útiles cuando ya tengamos experiencia en los mercados.

De esa forma podemos pulir nuestras estrategias de inversión haciendo pruebas en un entorno seguro.

No perdamos de vista una verdad comprobada a lo largo de la Historia: en la Bolsa la mayoría de los inversores pierden, para que puedan ganar sólo unos pocos.

Intenta situarte en el lado de esos pocos que invierten con la cabeza fría y una buena formación a sus espaldas.

Se trata de utilizar la tecnología a nuestro servicio para perder el miedo a la Bolsa y convertirnos en traders exitosos.

Share Button